Martes, 13 Abril 2010 10:11

¿Es necesario tener una motivación para hacer un blog?

Escrito por  Raquel M, Olaia S.
Valora este artículo
(0 votos)
Motivación para hacer un blog Motivación para hacer un blog
Pablo López lo tiene muy claro: no es necesario. Este sevillano de 22 años es el fundador del blog  'Sin futuro y sin un duro' , junto a él un grupo de once personas más llevan las riendas de un espacio web que ha dado mucho que hablar. Son jóvenes emprendedores con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años que hacen de este proyecto mucho más que una buena colección de post. A la reunión del pasado jueves (a la que ellos denominaron coloquialmente tertulia entre amigos) se unieron también Boris Joda y Juan Carlos López, apodado cariñosamente como “Charlie” y de una manera muy distendida, nos dieron las claves de su éxito.

Aquí está la lista de reproducciones con toda la entrevista a los tres miembros del blog.




La tertulia tuvo lugar en uno de los míticos bares de la capital española, en pleno corazón, mientras unas cañas hacían de perfectas anfitrionas para infundir confianza y soltura a la entrevista. Los chicos animados por la oportunidad de pasar un rato agradable hablando de lo que más les gusta no nos dejaron indiferentes. Los tres distintos pero con unas líneas que los antojaban claramente similares: el blog es totalmente plural con temática muy variada; no tenemos un público objetivo y el periodismo no se hace en las universidades, sino en la calle.

Sin futuro y sin un duro es más que un blog; es un currículum web que nos da reconocimiento y experiencia, afirmaron.Pero esto sólo lo han conseguido trabajando y buscándose la vida. Y es que, para estos chicos, el periodista se hace, no nace. Por eso no ven intrusismo en el mal denominado periodismo ciudadano, sino que más bien lo estiman como una herramienta más, como una mano amiga que llega donde no lo pueden hacer los profesionales. Eso sí, achacan a los media la falta integración de este material obtenido.

Y de esta diversidad de contenidos en un mundo donde cada vez priman más lo multimedia, la rapidez y la inmediatez nos surgió una pregunta ¿Qué va a pasar con los medios de comunicación en unos años? Desde luego la cuestión no era sencilla, pero la respuesta tampoco lo fue: creación de nuevos ecosistemas. Focalizar la información en ámbitos locales y desarrollar los sistemas de vídeo. Eso es el futuro para Boris. Sin embargo, Charlie se preguntaba si estábamos ante un negocio o un oficio, si se crearían ONG’S que financiarían los medios necesarios para la labor periodística o sobreviviría el oficio con unos recursos irrisorios.

Pero volvamos al blog. Los tres, que reconocen ser un tanto frikies en él ámbito (¿Y quien no lo es en alguna cosa?), convinieron que el blog les había generado una marca como grupo y servido de trampolín para otros trabajos, que no perdían oportunidad de organizar congresos  y movilizar la iniciativa. Pablo tiene claro que esto no es solo un hobby, sino una manera de difundir reflexiones e interpretaciones y de protestar contra aquello que, a su parecer, no se está haciendo de la mejor forma. Sus fuentes, al igual que su temática, son diversas: redes sociales, artículos, enlaces, post, vídeos…y que el blog no atrae por la forma sino por el fondo. Su diseño es más bien austero, aunque trabajado en la medida que las herramientas se lo permiten.

Después de tanto trabajo, el éxito tenía que llegar por algún sitio y así ha sido: dos nominaciones a  los premios Bitácora como Mejor blog  periodístico. Muchas personas por la web les dieron su apoyo y confianza para que ganasen y se mantuvieron primeros durante harto tiempo, pero el jurado finalmente no les dio el beneplácito. No importó rozar el premio con la yema de los dedos, les impulsó a mejorar cada día. Aunque, reconocen que en estos momentos el blog no está pasando por su mejor período.

Y pasado el clímax de la entrevista, a nuestros protagonistas se les turbó el rostro con un puntito de melancolía y es que… ¿Qué pasará con el blog cuando ellos ya no lo puedan continuar?Evidentemente, esto no es posible saberlo con certeza. Pero nos dejaron entrever que tenían a alguien en mente que podían ser dignos sucesores, porque eso sí, tienen claro que les gustaría que continuasen con su afanada labor.

Sin futuro y sin un duro es la máscara pesimista de un optimismo bien informado. Porque puede que no estemos hablando de licenciados, ni profesionales reconocidos ni tan siquiera de estudiantes brillantes, pero sí de jóvenes que son el futuro en esta nueva sociedad de la información que necesita más que nunca, corredores de élite que sepan llegar a la meta los primeros; aunque sea, eso sí, sin un duro.



 

 


Podéis ver el blog: Sin futuro y sin un duro
Visto 2797 veces Modificado por última vez en Miércoles, 26 Septiembre 2012 01:28