Martes, 19 Mayo 2009 02:57

Rasgos de la Sociedad de la Información (Parte I)

Escrito por  Pablo Cosano (Ed.), Noelia Martínez, María Villén, Ana López y Natalia Lojo
Valora este artículo
(3 votos)
Sociedad de la Información Sociedad de la Información

Muchos autores han intentado caracterizar los rasgos que definen la Sociedad de la Información y/o del Conocimiento. Para Raúl Trejo la Sociedad de la Información posee 20 rasgos que la caracterizan. La primera parte de este artículo explica 10 de ellos.

 

Desigualdad de posibilidad de acceso a la Sociedad de la Información

La brecha digital es un fenómeno que se está dando de manera innegable en el mundo. Así como el acceso a comida, vestido y bienes de primera necesidad se ve condicionado por las posibilidades económicas, en el caso de la tecnología las diferencias se ven acrecentadas. Esta brecha no sólo se da a nivel global, sino que en un mismo estado e incluso en una misma ciudad pueden observarse diferencias abismales.
Los gobiernos y las políticas que desarrollan no siempre reducen estas diferencias, sino que las engrandecen, aunque en la actualidad se ha producido una iniciativa del gobierno español para reducir este fenómenos. Se pondrá al alcance de todos los estudiantes de 5º de primaria un ordenador portátil para que puedan desarrollar su formación académica.

 

Exuberancia de datos y contenidos


Desde la creación de la escritura hasta nuestros días se han producido miles de millones de documentos. Con el nacimiento de las nuevas tecnologías han surgido más del 90% de estos documentos. El crecimiento de archivos, documentos e información es exponencial, por lo que este aumento de los mismos seguirá creciendo de manera incontrolada.
Para la gestión de tanta información ha sido necesaria la creación de nuevos métodos, códigos y dispositivos, así como la formación de nuevos profesionales de la documentación.



La irradiación de contenidos y formatos

La irradiación de contenidos es, desde mi punto de vista, uno de los rasgos más importantes de la Sociedad de la Información puesto que gracias a instrumentos como el correo electrónico somos capaces de eliminar barreras geográficas que nos impidan la comunicación. Así, cuando antes había que esperar varios meses para recibir una carta de otro país, hoy en día podemos recibirla en el momento mediante un e-mail.

 

La omnipresencia

Los nuevos instrumentos de información los encontramos por doquier ya que forman parte de nuestras vidas y del escenario público contemporáneo. Esto es la omnipresencia de los accesos a la Sociedad de la Información. Los medios de comunicación se han convertido en el espacio de interacción social por excelencia. Este aspecto tiene dos caras: la positiva puesto que para la sociedad es mucho más fácil comunicarse a través de todos los medios que tiene a su disposición y la negativa que hace que se vaya perdiendo cada vez más la comunicación interpersonal.

 

La ubicuidad

Permite al usuario tener conocimiento sobre lo que está ocurriendo en lugares geográficamente distantes sin necesidad de desplazarse hasta ellos, lo que le proporciona una mayor libertad y flexibilidad a la hora de organizar la información que desea recibir. Sin embargo, muchas veces se tienen una sensación de cercanía que en realidad no existe; está cerca de través de la red, pero los kilómetros que nos separan siguen siendo los mismos que hace doscientos años.

La velocidad

Va en aumento cada año. Cada vez son más los anuncios que ofertan Internet a una velocidad de vértigo, este deseo en la velocidad y en la inmediatez lleva a que a la información que buscamos sea tanta y tan diversa que nos resulte totalmente imposible poder consultarla de forma detenida. Surge aquí el fenómeno que los estudios de consumo ya han apuntado, y es que los internautas adquieren un conocimiento superficial y en muchos casos inexacto de la materia en la que están interesados.

La inmaterialidad física de obtención y transmisión de datos

Una de las características más relevantes de la nueva Sociedad de Información es la inmaterialidad. Al no haber una realidad física se tiende a pensar que el ciberespacio es como una realidad virtual, es decir, al margen de la vida real. Las TIC (Tecnologías de información y comunicación) adquieren una gran importancia en esta “realidad virtual”. Nos permiten interaccionar con otros grupos de personas y tratar asuntos materiales, como los financieros, sin la necesidad de un trato directo o presencial.

La intemporalidad de los parámetros cronológicos

Centrándonos en el tiempo, este se define como el orden de la sucesión de las cosas. Pero en la Sociedad de la Información los parámetros cronológicos convencionales se rompen. Por un lado, las noticias en la Sociedad del Conocimiento tienen una vida muy corta, en parte debido a su rápida difusión. Por otro, no todas las informaciones tiene una corta existencia, determinadas perduran durante mucho tiempo en la Web. Ambos casos provocan una de las consecuencias de esta intemporalidad cronológica, la caducidad de la información.

La innovación

Es resultado del desarrollo tecnológico pero también de afanes mercantiles que constantemente proponen actualizaciones y formatos distintos para conectarnos a la Sociedad de la Información. Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) han pasado a desempeñar un papel estratégico, sobre todo para las empresas, teniendo un gran impacto a nivel estratégico e influyendo en el desarrollo de los productos y servicios. En algunas, los activos intangibles y el capital intelectual tienen un peso cada vez mayor en el desarrollo de la actividad económica; Google por ejemplo. La digitalización también ha contribuido especialmente a su desarrollo. En la Sociedad de la Información, las barreras de entrada en un sector se han convertido en algo más intangible, ya que aparecen en forma de propiedad intelectual. No importa tanto el tamaño, sino la flexibilidad y la agilidad.

 

La volatilidad

Es una de las formas de incertidumbre de contenidos que experimentamos en este nuevo entorno. Internet se ha convertido en algo indispensable en nuestras vidas, pero también se ha convertido en un medio volátil, en el que se ofrece una gran versatilidad de información, pero cuya vigencia es frágil y corta. Lo que hoy podemos encontrar en determinado sitio web, probablemente, el día de mañana haya sido retirado por diversas razones. La volatilidad en la Sociedad de la Información sigue aumentando, es desenfrenada; y lo único que les queda a los diseñadores, programadores, expertos en publicidad y nuevos medios, es aprender a lidiar con la rapidez y la fragilidad de la información en el Internet.

Para saber más sobre el tema podemos visitar el blog de Raúl Trejo; aunque otros autores proponen una clasificación distinta, como por ejemplo F. Sáenz Vacas.

Visto 23006 veces Modificado por última vez en Miércoles, 26 Septiembre 2012 19:35