Lunes, 13 Abril 2009 18:54

Ciberfraude: un delito cada vez más extendido

Escrito por  Juan P. de Frutos (ed), Jerónimo Sanz, Óscar Giménez, Carlos Rodríguez, Víctor Botija, Eduardo Serna
Valora este artículo
(0 votos)

Estafas, robos y hackeo de la privacidad; todo vale en Internet para lucrarse al margen de la ley. Navegar ya no es tan seguro.  
 



El ciberfraude es un fenómeno exclusivo de la Red cada vez más dañino y relevante en la sociedad, y que se ha ido agravando en la última década, gracias a que reporta beneficios cuantiosos a corto plazo. Parece increíble que el precursor de estos hechos fuese un joven californiano, James Anchetta, detenido por controlar 400.000 ordenadores que alquilaba a quienes quisieran enviar spam. Con 20 años fue condenado a 57 meses de cárcel. Mero juego de niños con los actuales  foros chinos o rusos que ofertan manuales para introducirse en un ordenador ajeno de otro país.

Evolución de los casos de "ciberfraude" en 2008 

El problema es aún más grande de lo que pueda apreciarse en primera instancia. El nuevo 'movimiento' conocido como ciberguerra ya no busca dinero, sino que se orienta a debilitar gobiernos. Muestra de ellos son los casos de Rusia contra Georgia e Israel contra Gaza. En ambos conflictos, los pro activistas de ambos países crean continuos ataques de denegación de distribución de servicio contra páginas del gobierno contrario y enviando, en páginas web, mensajes de apoyo a un bando determinado, según indica el informe del cibercrimen de S21sec.

Según el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), dependiente del Ministerio de Industria, en una encuesta realizada el año pasado, el 80% de las Pymes afirmaban haber sufrido ataques informáticos. INTECO se encarga de la seguridad y difusión de las nuevas tecnologías en la sociedad. Entre otras cosas, se dedican a investigar el cibercrimen. Los resultados son escasos pero crecientes, y una de las estrategias que llevan a cabo es poner cebos a los delincuentes.

Regresando el ciberfraude, nos centramos en uno de los delitos más habituales: el phishing. El infractor simula ser una web de un banco y solicita al cliente que introduzca sus datos bancarios. Esta técnica supone el 20% del total del negocio fraudulento en la Red. Mientras que la información de las cuentas bancarias se vende por un precio de entre 10 y 1000 dólares, la media del balance de estas cuentas, cuyos números han sido robados, está cerca de los 40.000 dólares. De este modo, el valor de esta información ascendería a 1.700 millones de dólares.

El auge de Internet y sus expectativas de crecimiento han hecho que esta nueva forma de delincuencia se esté transformando en una nueva economía sumergida, que se está convirtiendo en un mercado global muy eficiente, Según el último informe de la empresa Symantec sobre esta Economía Irregular, se estima que el valor total de los artículos puestos a la venta, en estas formas de negocio fraudulentas, superaba la cifra de 276 millones de dólares. La mayor parte del comercio se realizaba con la información sobre las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias.

La prevención de fraudes se basa en unas sencillas premisas a seguir para no ser víctima de estafas en la Red. Basta con cerciorarse de que la dirección web (URL) sea la de la empresa real, y, bajo ningún concepto, hay que enviar información personal de números de cuentas. En el ámbito empresarial, existen una serie de reglas de protección tales como: usar detectores de spam para bloquear e-mails fraudulentos; aplicar filtros para detectar y borrar, en forma automática, software malicioso.

A pesar de todo, el fraude seguirá proliferando a consecuencia del grave estancamiento económico mundial, que será aprovechado por los delincuentes para aumentar el número de victimas. Para ello, llevarán a cabo ataques personalizados, ofreciendo falsas promesas de trabajo, loterías... Con el objetivo de captar la atención de los usuarios. Continuarán produciéndose aumentos del fraude, influidos por la gran proliferación de redes sociales, con las que los estafadores pueden ganarse la confianza de sus víctimas.
 

 

Visto 10879 veces Modificado por última vez en Jueves, 04 Octubre 2012 11:49